Brook Preloader

Presbicia

Presbicia
Cuando se habla de presbicia, nos referimos al deterioro o pérdida progresiva de la capacidad para enfocar de cerca, esta es considerada un proceso natural en el envejecimiento de las personas, la cual inicia habitualmente a partir de los 40 años, aunque puede tardar un poco más o menos, dependiendo de cada persona y su salud visual.
Al comprender que la presbicia es un proceso completamente ligado a la edad entendemos que nada tiene que ver otro tipo de alteraciones como podrían ser astigmatismo, miopía, hipermetropía, aunque es posible presentar alguna de estas alteraciones visuales sumadas a la presbicia.

¿Por qué se produce la presbicia?

En el momento que una persona intenta enfocar de cerca algún objeto, el cristalino con su capacidad de adaptarse, se mueve a fin de poder enfocar este objeto de manera correcta, sin embargo, a medida que avanza la edad, el cristalino va perdiendo esa flexibilidad que lo caracteriza, haciéndose más rígido, esto produce que se vaya perdiendo la capacidad enfocar objetos de cerca, pues el ojo no es capaz de enfocar la luz directamente sobre la retina.
Se trata de un proceso natural del cuerpo, el cual está inmerso en todas las condiciones que cambian durante su envejecimiento, aun y cuando a lo largo de tu vida no hayas presentado ningún tipo de patologías en tu visión.

¿Síntomas que produce la Presbicia?

Los síntomas que se presentan con la aparición de la presbicia son:
Dificultad para enfocar objetos de cerca, lo que eventualmente genera que la reacción inmediata de las personas sea intentar alejar el objeto para poder enfocar.
Dolor de cabeza.
Enrojecimiento de la visión e irritación.
Fatiga visual.
Es conveniente el chequeo de un especialista que determine el diagnostico (a partir de los 40 años o al presentar algún síntoma), cuando sea el caso de no haber padecido problemas del visón durante su vida, el especialista es la persona facultada para indicarle cuales son los tratamientos a través del cual usted podrá mejorar su visión.
En el caso de tener alguna alteración previa a la aparición de la presbicia, el especialista encargado de su chequeo regular podrá indicar cuales son las posibilidades asociadas a su caso puntual para mejorar la visión.
¿Cómo se trata la Presbicia?

¿Cómo se trata la Presbicia?

Para conocer cuál es el tratamiento adecuado para cada caso, debe asistir con un especialista a que le realice una evaluación de su caso.

Los tratamientos comúnmente usados para corregir la presbicia son a través del uso de lentes, bifocales, trifocales, o progresivos, lentes de contacto, también la presbicia puede ser corregida a través de cirugía refractiva, dependiendo de la recomendación del especialista basado en las condiciones de su visión y los riesgos que puede implicar cada tipo de tratamiento.

En el caso de los lentes bifocales, estos permiten corregir la visión de cerca y de lejos, posee una línea divisoria, con la formulación adecuada para cada requerimiento (enfocar de cerca, o enfocar de lejos).

Ahora bien, en el caso de los lentes trifocales, tal y como su nombre lo indica cuenta con tres zonas en el lente, especialmente formuladas para corregir en enfoque de cerca, medio y lejos.

En cuanto a los lentes progresivos, tienen el efecto correctivo tal y como los antes mencionados, sin embargo, la formulación no está dividida, sino que está comprendida a lo largo del vidrio gradualmente desde arriba hacia abajo.

En el caso de los lentes de contacto, se puede tratar con lentes monovisión, este tipo de lente corrige en un ojo para poder enfocar de cerca y en el otro de lejos, este tipo de lentes son en ocasiones difíciles de adaptar pues el paciente debe asumir como forma esa condición de enfocar lo cual podría llegar a ser un tanto incómodo. Lentes de contacto multifocales, permiten tanto la visión de lejos como la de cerca.

Por último, en el caso de la cirugía refractiva, la misma se realiza con láser, con la finalidad de modificar la forma de la córnea, con esto el paciente puede recibir una solución monovisión. (En este caso eventualmente sea conveniente antes de la cirugía probar la adaptabilidad del paciente a través de lentes de contacto monovisíon, esto dará indicios de la capacidad del paciente de adaptarse a este tipo de corrección). Como todo proceso de cirugía, siendo este un proceso algo más invasivo conlleva algunos riesgos asociados, los cuales también dependerán de las necesidades del cliente y de su estilo de vida, es por ello que para este tipo de tratamiento el especialista es quien podrá indicar al paciente si es una alternativa posible en su caso o no lo es, pues de esta manera se podrá garantizar la efectividad de este tipo de tratamientos.

A pesar de que hay una importante expansión en procesos de investigación a diversas opciones en cirugías, la usada con mayor frecuencia es la antes mencionada.

¿Puede prevenirse la Presbicia?

¿Puede prevenirse la Presbicia?

Como ya se ha mencionado la presbicia es un proceso natural en el envejecimiento de las personas, por lo tanto, no puede prevenirse.

Los procedimientos para mejorar la presbicia son alternativas correctivas a través de los tratamientos indicados por los especialistas, quienes son el personal calificado para analizar las condiciones particulares de cada paciente y en función a ello poder suministrar un tratamiento correctivo que se adapte a su caso puntual.
Es vital mantener un chequeo periódico de nuestra visión a fin de realizar la detección temprana de cualquier deterioro de la visión y tomar las mejores medidas para corregirlos.

La detección temprana de las alteraciones visuales permite que pueda detenerse su avance y corregir los molestos síntomas que pueden producir estas patologías y que terminan por influir directamente en la calidad de vida de los pacientes.
Las periodicidades de los chequeos están sujetas a juicio del especialista, sin embargo, en los pacientes que no han presentado inconvenientes en su visión al largo de su vida, lo recomendable es iniciar los chequeos a la edad de 40 años o al percibir la aparición de alguno de los síntomas antes mencionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Archivos