Brook Preloader

¿Qué sabemos de la Miopía?

¿Qué sabemos de la Miopía?
La visión corta, también conocida como miopía, hace que sea difícil enfocar objetos en la distancia. Muchas personas confunden la miopía con la hipermetropía. La visión corta no afecta tu visión de cerca, lo que sí afecta es tu capacidad para ver objetos lejanos correctamente. Se cree que afecta a 1 de cada 3 personas en Colombia y se está volviendo cada vez más común. La miopía puede variar desde leve, donde no es necesario el tratamiento la mayoría de las veces, hasta grave, donde la visión de una persona se ve afectada significativamente.

Miopía en Niños

En niños la condición puede comenzar desde los 6 hasta los 13 años. Durante la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. La miopía también podría ocurrir ya siendo adultos.
Las señales de que tu hijo puede sufrir miopía podrían ser:
● Necesita sentarse en la primera fila en la escuela porque le resulta difícil leer el tablero.
● Se sienta muy cerca de la televisión.
● Se queja de dolores de cabeza u ojos cansados.
● Se frota los ojos con frecuencia.
Si crees que tu hijo puede sufrir de miopía, Encuentra una óptica cerca de ti en SÚPER ÓPTICA podemos ofrecerte el mejor servicio y calidad de la ciudad de Medellín, donde podrás depositar la confianza para ser la óptica aliada de ti y toda tu familia.
Debes realizarle un chequeo con el profesional de la salud visual – optómetra, una vez al año, pero puedes hacerle una prueba en cualquier momento si tienes alguna inquietud sobre su visión.
Una prueba o valoración de la vista puede confirmar si es miope o está presentando alguna alteración visual, realizando así un tratamiento preventivo o correctivo que para mejorar su visión.

¿Qué causa la miopía?

La miopía suele ocurrir cuando los ojos crecen un poco más largos.
Esto significa que la luz no se enfoca correctamente en el tejido sensible a la luz (retina) en la parte posterior del ojo.
En cambio, los rayos de luz se enfocan justo en frente de la retina, lo que hace que los objetos distantes aparezcan borrosos.
No está claro exactamente por qué sucede esto, pero a menudo se presenta como hereditaria y se ha relacionado con el enfoque en objetos cercanos, como libros y aparatos tecnológicos, durante largos períodos durante la infancia.
Asegurarte de que tu hijo pase regularmente tiempo jugando afuera puede ayudar a reducir el riesgo de que sea miope.

Tratamientos para la miopía

La miopía generalmente se puede corregir de manera efectiva con varios tratamientos.
Los principales tratamientos son:
● Lentes correctivos, como gafas o lentes de contacto para ayudar a los ojos a enfocar objetos distantes.
● Cirugía ocular con láser para modificar la forma del ojo: esto no debe realizarse en niños, cuyos ojos aún están en desarrollo.
● Implantes de lentes artificiales: donde un lente artificial se inserta permanentemente en los ojos para ayudarlos a enfocar correctamente.

Alteraciones visuales asociadas

Qué sabemos de la Miopía
Algunos adultos con falta de visión severa y los niños pequeños con miopía no tratada son más propensos a desarrollar otras alteraciones visuales.
Estos pueden incluir:
● Estrabismo: una condición común de la infancia donde los ojos apuntan en diferentes direcciones.
● Ambliopía: conocido también como ojo vago o perezoso, es una condición que comienza desde la infancia, donde la visión en un ojo no se desarrolla adecuadamente.
● Glaucoma - aumento de la presión dentro de los ojos.
● Cataratas: conocidas como la principal causa de ceguera a nivel mundial, son la causa de la pérdida de visión en personas mayores de 40 años. Se desarrollan manchas turbias dentro de la lente del ojo (en el cristalino) ubicado detrás del iris y la pupila.
● Desprendimiento de retina - donde la retina se aleja de los vasos sanguíneos que le suministran con oxígeno y nutrientes.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo que sufre miopía?

Las tasas en Europa, América y Australasia se han duplicado en las últimas 2 décadas.
Más preocupante aún, en los países de Asia oriental, más del 90% de los jóvenes de 18 años son miopes.
La visión corta (Miopía) afecta a más y más niños en todo el mundo y está alcanzando niveles sin precedentes tanto que la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que se trata de un problema de salud pública.
Comprensiblemente, los padres están preocupados. A pesar de que los padres y los niños reconocen de manera abrumadora la mejora de usar gafas en el aprendizaje, alrededor del 40% de los niños les da vergüenza o no les gusta usar gafas.
Más importante aún, además de la reducción de la visión, el problema real comienza a surgir según avanza la alteración visual. El riesgo de alteraciones graves y que amenacen la vista, como debilidad y daño a la retina o cataratas, aumenta significativamente a medida que aumenta el nivel de miopía.

¿Qué deberías estar haciendo para ayudar a tu hijo?

Salir al aire libre

Los niños pasan menos tiempo al aire libre que las generaciones anteriores. Estar al aire libre, en presencia de la luz natural tiene un efecto protector contra la miopía.
Esto podría deberse al brillo de la luz, que se ve a larga distancia (en lugar de las distancias más cercanas que normalmente se experimenta en interiores), o podría deberse a la exposición de luz UV o violeta-blanca en el ojo y la retina.
Un niño idealmente debería pasar al menos dos horas al día al aire libre para reducir el riesgo de convertirse en miope.

No mantengas los libros o dispositivos demasiado cerca.

La investigación más reciente muestra que es mayor el esfuerzo de enfoque cuando el material de lectura se mantiene demasiado cerca, pudiendo inducir un aumento en la miopía, al causar cambios en la longitud del ojo.
Tu hijo debe sostener libros o dispositivos móviles a la misma distancia desde su nudillo hasta el codo, lo que se denomina distancia de Harmon.

Descansa de las lecturas de Cerca y el uso de dispositivos.

Qué sabemos de la Miopía
Además de mantener las cosas alejadas, es esencial tomar descansos de las lecturas de cerca y volver a enfocar los ojos para la lejanía.
Esto relajará dos grupos de músculos utilizados por los ojos para leer: los músculos que giran los ojos hacia adentro y los que enfocan la lente dentro del ojo.
Es la fatiga de estos músculos lo que causa tensión en los ojos y podría ser uno de los factores que impulsan la miopía.
El patrón más fácil de recordar es 20/20/20. Cada 20 minutos enfoca un objeto al menos a 20 metros de distancia durante 20 segundos.
Tomar un descanso de 10 a 15 minutos cada 50 minutos también ayuda a mejorar la
concentración y el desempeño de las tareas, así como a relajar los músculos del ojo.

Dormir

Un estudio reciente agrega otros ingredientes a la mezcla al encontrar que la falta de sueño aumenta la progresión de la miopía.
Los niños deben tener entre 9 y 11 horas de sueño por noche.

Habla con un experto en control de miopía.

Ahora hay una gran cantidad de investigaciones científicas y estudios probados que muestran que la progresión de la miopía se puede reducir significativamente.
La mayoría de los factores que contribuyen al cambio pueden evaluarse para encontrar soluciones que ayuden a tu hijo. Consulta los recursos en este blog y visita nuestras nuestros centros visuales para encontrar la mejor solución de corrección y prevención para tu hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Archivos